Concurso de acreedores. ¿Qué es?

Para definir el concepto de concurso de acreedores lo mejor es que acudamos a la fuente original. El artículo 2 de la Ley 22/2003 de 9 de julio, Concursal dispone que:

Artículo 2. Presupuesto objetivo.

  1. La declaración de concurso procederá en caso de insolvencia del deudor común.
  2. Se encuentra en estado de insolvencia el deudor que no puede cumplir regularmente sus obligaciones exigibles.
  3. (…)
Concurso de acreedores. Suspensión de pagos. Quiebra.

Concurso de acreedores, suspensión de pagos quiebra.

Así, la expresión concurso de acreedores hace referencia al procedimiento legal que se inicia cuando un patrimonio (personal o empresarial) se encuentra en situación de insolvencia.

Concurso de acreedores. ¿Qué es insolvencia?

La insolvencia es la incapacidad para hacer frente a la totalidad de las obligaciones de pago. Puede referirse a una situación transitoria o definitiva.

El concurso de acreedores, en cuanto a situación judicial, no distingue si la insolvencia es transitoria o absoluta, sin embargo, desde el punto de vista económico conviene su diferenciación.

Concurso de acreedores por suspensión de pagos.

La situación de insolvencia es transitoria si, mediante el diferimiento de parte (o la totalidad) de los vencimientos de las obligaciones, éstas pueden llegar a atenderse en su totalidad.

Se trataría de una situación de falta de liquidez o insolvencia en el corto plazo.

En este caso, dado que el activo tiene un valor superior al de las obligaciones pendientes de pago, su liquidación permitirá atender estas en su totalidad.

El patrimonio se encuentra en suspensión de pagos. Se hace necesario llegar a un acuerdo entre deudor y acreedores para determinar cómo se realizará el pago de tales obligaciones (fraccionamiento de pago, vencimientos dilatados, etc) que podrán atenderse en su totalidad.

Concurso de acreedores por quiebra.

La situación de insolvencia es definitiva cuando el activo tiene un valor inferior al de las obligaciones pendientes de pago. En este caso, el diferimiento de parte (o la totalidad) de los vencimientos no es suficiente para atender tales obligaciones.

Una situación de insolvencia definitiva es consecuencia de un desequilibrio patrimonial insalvable en el que las obligaciones contraídas (pasivo) superan los bienes y derechos (activo).

En este caso, el patrimonio, que presenta valor negativo, se encuentra en situación de quiebra. Se hace necesario llegar a un acuerdo entre deudor y acreedores para determinar no sólo cómo se realizará el pago de tales obligaciones (fraccionamiento de pago, vencimientos dilatados, etc), sino también qué parte de la obligación podrá atenderse y cuál no (quita).

Concurso de acreedores, resumen.

Concurso de acreedores es el procedimiento legal que se inicia cuando un patrimonio (personal o empresarial) se encuentra en situación de insolvencia.

La insolvencia puede ser transitoria (solucionable en el largo plazo) o definitiva (requiere una quita).

  • en suspensión de pagos el deudor no dispone de liquidez pero si de suficientes activos para atender el pago de sus obligaciones,
  • en quiebra el deudor no dispone de suficientes activos para afrontar el total de la deuda.

 

Saludos

Raimon

 

Última revisión: 17 de marzo de 2016

Si este artículo le ha parecido interesante, por favor, compártalo con sus amigos. Para ello puede utilizar cualquiera de las redes propuestas a continuación.

¡Muchas gracias!

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *