ROI y ROIC no son sinónimos

A menudo confundimos los términos de ROI y ROIC.

Incluso en muchas ocasiones se tratan como sinónimos. Pero no lo son.

ROI es la abreviatura de Return On Investments. En español le denominamos Retorno de la inversión, Rendimiento o Rentabilidad Económica.

Se calcula como el cociente:

Resultado Antes de Intereses e Impuestos (BAII)
Activo total

El Rendimiento (ROI) es la valoración o medida de la riqueza generada por la inversión realizada (activo).

La riqueza generada por el activo es independiente del coste de la financiación y del sistema impositivo.

El activo rinde (produce) determinada riqueza que deberá asumir unos “costes externos” como son gastos financieros e impuestos. “Externos” en el sentido de que no son intrínsecos al propio activo. La riqueza generada es independiente de dichos costes.

El Rendimiento (ROI) no considera entonces ni los gastos financieros ni los impuestos que debe soportar el negocio. Obviamente ambos deben ser absorbidos por el resultado para ofrecer una rentabilidad satisfactoria al accionista. Pero este sería un análisis desde el punto de vista de la financiación (o del inversor), no de la inversión como tal.

El ROI o Rendimiento es entonces un análisis desde el punto de vista de la inversión. Así, el numerador es la expresión de la riqueza generada por el activo total, siendo el denominador el propio activo total. El valor del cociente expresará el coeficiente de riqueza generada por unidad de inversión.

ROIC es la abreviatura de Return On Invested Capital. En español es el Retorno del Capital Invertido o Rendimiento sobre el capital invertido.

Se calcula como el cociente:

Resultado Antes de Intereses y Después de Impuestos (BAIPT)
Capital Invertido

El ROIC es la valoración o medida de la riqueza generada que puede destinarse a la retribución de la financiación obtenida. Analiza cuál es el retorno que obtiene la financiación retribuible. Por ello el numerador es la expresión de la riqueza generada disponible por la financiación retribuible, siendo el denominador dicha financiación retribuible.

El ROIC es entonces un análisis desde el punto de vista de la financiación.

¿Cuál es la financiación retribuible?

Entendemos por financiación retribuible los fondos utilizados que tienen coste financiero. Es decir, tanto los fondos propios (patrimonio neto) como la denominada deuda financiera. Dicho de otra forma, constituye financiación retribuible el total volumen de patrimonio neto y pasivo descontado el pasivo espontáneo.

Recordemos que pasivo espontáneo es aquel pasivo a corto plazo que genera automáticamente el propio ciclo productivo. El volumen de pasivo espontáneo varía automática y proporcionalmente con el momento del ciclo productivo y del ciclo económico en que nos encontremos. En momentos de expansión crece y se reduce en épocas de crisis. Básicamente lo constituyen partidas como proveedores y administraciones públicas. Es una financiación sin coste financiero.

Veamos un ejemplo numérico a partir del siguiente balance y cuenta de resultados

En el ejemplo numérico podemos observar como los valores de ROI y ROIC no son coincidentes.

Añadido 13 de enero de 2014

Sobre el tema, quizás pueda también interesarle:

La Rentabilidad Financiera (ROE). Concepto y cálculo.

Su descomposición.

La descomposición del rendimiento: Rotación y margen

Saludos

Raimon

Última revisión: 10 de septiembre de 2013.

Bajar texto del mensaje en formato pdf: 047_ROI_vs_ROIC

 

 

Saludos

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *