«

»

ene 02 2012

El ciclo de producción. Necesidad de incorporar la amortización.

Por ciclo de producción o ciclo productivo queremos referir el periodo que transcurre desde el inicio del proceso productivo (inversión en materias primas) hasta el del cobro del producto vendido.

En este artículo nos interesa el punto de vista económico, no el financiero. Por ello obviaremos la financiación del ciclo de producción.

Nos interesa la correcta determinación del coste de producción del producto vendido.

La enumeración de alguno de los costes de producción es evidente: coste de las materias primas, coste de la mano de obra directa junto con la imputación razonada de una parte de la mano de obra indirecta, coste de almacenaje, etc.

Pero esa enumeración “evidente” a menudo se olvida del coste de amortización de los distintos inmovilizados que intervienen en el proceso.

La imagen adjunta del ciclo de producción pretende hacernos reflexionar sobre el hecho de que podemos distinguir un flujo circular existencias-clientes-tesorería como proceso productivo “visible”.

Pero este proceso no sería posible sin la implicación de los distintos inmovilizados que componen el activo no corriente o activo fijo.

En efecto, el activo no corriente participa de la producción aunque, a diferencia de las materias primas, no se consume absolutamente en cada ciclo productivo. Pero soporta un desgaste que supone una pérdida de valor. Ese desgaste o pérdida de valor debe incorporarse como mayor coste de cada ciclo productivo. No hacerlo así supone no considerar la totalidad de los costes de producción.

Pensemos por ejemplo en la utilización de una sierra eléctrica para el corte de madera. A cada corte sufre un desgaste que acorta su vida útil más allá de los costes que podemos considerar de mantenimiento (afilado de los dientes de la sierra). Esos costes son los que deben ser considerados por la amortización.

La correcta amortización de cada uno de los activos fijos permitirá una mayor exactitud en la determinación del coste productivo de nuestro producto.

Por todo ello, tal como apuntaba en el título de este artículo no podemos olvidar la necesidad de incorporar la amortización en el coste productivo. Si no incorporamos el coste de amortización el resultado que determinemos incorporará un error que puede llevar a la descapitalización de la Compañía. Determinaremos un resultado superior al obtenido, reconoceremos mayor impuesto del realmente devengado y si decidimos su distribución estaremos descapitalizando la compañía.

Saludos

Raimon

Ultima revisión: 2 de enero de 2012.

Bajar texto del mensaje en formato pdf: 106_Ciclo_productivo

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Get Adobe Flash player